Cómo elegir tu primera tabla de surf

admin 19 marzo, 2014 0
Cómo elegir tu primera tabla de surf

Nada es más importante para el surfer que se está iniciando que escoger el tipo de tabla correcta. Esas tablas finas, cortas y con forma agresiva que se les ven usar a los profesionales tienen una pinta exquisita, pero os aseguramos que suponen un auténtico desastre para aprender las técnicas de iniciación… Así que, tened en cuenta estos consejos para acertar con vuestra primera tabla.

FOTOS: Lennox Surfboards

Todavía recuerdo mi primera experiencia surfeando con una de esas tablas cortitas como un skate… ¡me costaba mantenerme a flote en ella incluso tumbado! Y todavía me acuerdo del colega que me la vendió por diez talegos de la época asegurandome que era perfecta para empezar… verdad Txuspín? 😉

Vamos con esos consejos para que podáis dar en el clavo:

1- No tengas ninguna prisa.
Dicen en Marruecos que “las prisas matan”. Bien, en este caso no te van a matar, pero si te precipitas seguramente no hagas una buena compra y la tabla no te vaya bien… La mayoría de los vendedores de las tiendas de surf son gente profesional que sabrá aconsejarte, pero algunos puede que te la intenten pegar… ¿Tienes amigos que ya tienen nivel? Acércate con ellos a la tienda y déjate aconsejar. Así que ya sabes, con calma y recuerda estos puntos:

1.1- Tu primera tabla debería ser barata.
Lo barato suele salir caro, pero en este caso, si tenemos en cuenta que precisamente por ser novato vas a destrozar algo más la tabla, no deberías gastarte demasiada pasta. En el comienzo nunca se debería tener en cuenta el aspecto, ignora las publicidades, gráficos atractivos y demás cebos… Para empezar necesitas una auténtica tabla “de batalla”.

1.2- Tu primera tabla debería ser grande y ancha.
Sí, ya sabemos que los surferos con nivel llevan esas tablas pequeñas y finas, ¿verdad? Pero es que ¡tu todavía no eres un surfero con nivel! Lo importante es hacerse con una tabla que te aporte flotación y te permita remar con facilidad (porque además es lo que más hacemos los novatos: remar).

1.3 – Aseguraté de que la tabla tiene todo lo necesario.
La verdad es que todo lo necesario no es mucho, pero por si acaso recuerda que lleve las quillas… Y ya que estás no olvides algo de cera y un “invento”.

2- Mantente abierto a otras alternativas.
Por mucho que veas que la gente lleva estas u otras tablas, ten siempre en cuenta que lo importante es hacer fácil el proceso de aprendizaje, e ¡ir pillando cada vez más olas! Hay muchas, muchísimas alternativas, y siempre es bueno poder ir probándolas en distintas condiciones para saber cual nos viene mejor… ¡Ánimo!

¡Nada más! Sólo nos queda recomendaros acudir a camps de surf o, ya que viene el veranito ¿quizás un viaje de surf?

Deja una respuesta »